Dominio Hispano

Las huestes de Francisco Pizarra llegaron a la costa norte por el año 1527, pero recién en 1532 inician la invasión. Sin embargo, la dominación en el reino o señorío chimú va a tomar cuerpo después de la fundación de Trujillo (diciembre de 1534), cuando se reali­zan los repartimientos y encomiendas.

Los descendientes de los chimú vivían divididos en cacicazgos con rivali­dad desde la época de Ancocuyuch; y su capital, Chan Chan, poco a poco había sido abandonada, de tal manera que muchos caciques se cristianiza­ron como sucedió con Cajacimcim que tomó el nombre de Martín, o de Chayhuac que vivió en Mansiche y se bautizó como Antonio. Todos cola-boraron en la recaudación del tributo, ya no para el Cusco, sino para los encomenderos. El reino Chimú había desaparecido y sus hijos se cristiani­zaron.

Don Antonio Chayhuac fue el que participó en el desenterramiento de las riquezas de la Huaca que hoy llamamos Toledo, pero que en aquel enton­ces se conocía como “Yomayocgoan”. Fue el tesoro que compartió con Garci Gutiérrez de Toledo y hoy se le conoce como del “Peje Chico”. Se­gún la tradición, todavía no se ha encontrado el del Peje Grande. (1604).

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: